28/12/11

Whatever

No soy el tipo de persona que "se propone metas para el año siguiente", "espera lo que me traiga el próximo año", ni nada parecido.  Mi vida y sus cambios no pueden estar sujetos a una fecha.  Pienso que cualquier momento es bueno para proponerse algo.  Lo único bueno de las fechas es que ayudan a recordar mejor en qué momento de nuestras vidas hicimos X cosa, qué día cobramos y cosas así.

Por ahí hay gente volviendose loca porque aún cree que se va a acabar el mundo -cuando, en realidad, el mundo se acaba cuando "fulano" se muere y solo se acaba para "fulano", no para los demás-, otros andan proponiendose metas que a final de año ni recordarán porque no se las propusieron con la seriedad y el compromiso debido o porque sencillamente eran metas aéreas, inalzancables.

Vivo sin calendarios.  Total, el tiempo de mi vida no lo redondean.

Feliz cambio de fecha, feliz año nuevo.
Whatever.

No hay comentarios: