19/10/11

El reloj en mi espalda

"Yo soy tan solo uno de los dos polos, de esta historia la mitad".
Jorge Drexler - Deseo

¿Cómo nos aman? ¿Qué es lo que aman de nosotros? ¿Quién eres: Eso en el espejo o ese reflejo que te mira directo a los ojos?

Cada persona que te ama -o te odia- puede hacerlo por una razón diferente y a su manera.

No buscamos nuestro propio yo en otros, eso es mentira... ¿para qué otra yo? Suficiente conmigo.   No es que me menosprecie, es que ya no se necesita más y punto.  De hecho, si conociera a alguien como yo, no creo que nos llevaríamos bien.  Si alguien no me supo sacar provecho, si a alguien no le pude dar lo mejor de mi, that's it, la vida no es perfecta, aunque trate de dar lo mejor dentro de esa imperfección -o eso digo yo-.

Mientras el tiempo me consuma, trataré de aprovechar el arte, las letras, momentos, situaciones, cuando respiro, los tragos de agua, la brisa corriendo por mi cabello, la gota en mi rostro que me recuerda que estoy en esta isla, el abrigo que olvidé llevar, la medicina que debía tomar, la tarea que no quiero hacer, el chicho que al sentarme me recuerda mi pequeño sobrepeso, la 'jartura' que me de de comida, pero todo con quien yo quiera, como yo quiera y porque yo quiera.

¿Me podrías decir por donde va la cuenta regresiva del reloj en mi espalda?  Ese despertador... o dormidor de vidas. Mejor no, dejame con la duda.  Que se le acabe la batería cuando quiera.
Este es otro post sin mucha coherencia que termino publicando porque sí, porque me salió.

18/10/11

FLUC is done

La FLUC2011 fue toda una experiencia.  Confirmé otra vez lo muy difíciles que se quieren hacer algunos programas de radio, tv, revistas, periódicos, etc. para dar un espacio a actividades como esta.  También lo serviciales que son otros.

Pero esencialmente entendí que sí, que esta actividad es para gente testaruda, gente a la que, por más que le digan que el país no va para ningún lado, que esto "está jodio", no se les quedan los brazos cruzados y dan lo mejor de sí.  Mucha gente fue a comprar libros y salió con cajas.  Los niños sólo querían comer helado, pero se disfrutaron sus talleres de Origami, Ciencia divertida, Reciclaje, etc. -espero que de verdad hayan aprendido algo-.  Las noches eran un pulmón del poco estrés que pudiese haber en tan linda actividad.

En nuestra isla hay mucho arte, mucho talento, mucho interés por algo más que colmadones y gastarse el sueldo en frías.  Explotemos lo que tenemos.

El Centro Cultural Mauricio Báez está detrás de la fábrica de chocolates Cortés, la feria se caracterizó por ese perfume y confieso que hoy, aún después de la feria terminada, sentí vientos con olor a chocolate, a orgullo y a una nostalgia de sonrisas.

Apareces - Olga Roman y Jorge Drexler

Esto es magia en los oídos. Siéntate o acuéstate o quédate como estés.  De todas formas te va a llevar a tu lugar de paz favorito.
"Apareces siempre tu".

15/10/11

El botón del ascensor

Presionas el botón del ascensor como si tuvieras el tiempo encima, como si no pudieras perderlo, como si tuvieses muchas cosas importantes que hacer, como si supieras que algún día vas a morir, pensando que la cantidad de veces que presionas el botón es directamente proporcional a la velocidad del ascensor.  Todo es cierto, excepto la parte de la velocidad del ascensor.

Pero, ¿por qué tanto estrés sólo con el ascensor? ¿por qué no cuando le das a snooze al despertador? ¿por qué no cuando esa persona se acerca y decides no decir "quiero parar esto"? ¿por qué no cuando se va esa persona y decides no decirle "te quiero" porque "puedes decirlo luego"? ¿por qué no cuando aplazas esa cita con el médico? ¿por qué no cuando tienes que visitar a esa persona que "aprecias", a la que le sales siempre con la misma excusa de "no tener tiempo"? ¿por qué no cuando tu perro quiere jugar contigo? ¿por qué no para hacer lo que realmente quieres?

¿Por qué no?

Mientras piensas en las respuestas, deja de presionar como un psicópata el botón del pobre ascensor que no hará más que "ahorrarte tiempo".

Pubertad caducada

Es perfectamente fácil de entender que durante la pubertad la gente sufre varios cambios, las hormonas se revoltean, a los hombres les sale el bigotico pariguayo, a las mujeres nos pican las abejas etc. en fin, hay que adaptarse a las novedades. Pero todo esto en la p u b e r t a d. 

A los 20 y pico de años, ya hablamos otro idioma.  No concibo que una persona con tantos años salga con unos grajos en las axilas, no no no.  Usted tuvo ya varios años para resolver eso.  Y si no se ha dado cuenta de ese olor tan desagradable que despide, le debo aconsejar que tiene que cambiar de amigos urgente.

Obviamente, todos tienen permiso de sufrir un accidente oloroso una que otra vez en el año, pero ¿siempre? No.

Hermanos, por el bien suyo y del de la nariz de los demás seres humanos, resuelvan sus problemas olorosos tan pronto como puedan, es decir, YA.