16/6/11

Hoy desde el suelo

Después de varios minutos observando esta hoja en blanco y varios días con mi blog anestesiado, hoy me veo, no con el gusto sino con la necesidad de hacer un vaciado.

El asunto empieza con la noticia de que una niña de 14 años se suicidó para demostrarle a su novio que no le había sido infiel... CATORCE AÑOS.

Luego, de camino a mi universidad, el trayecto se tornó mas largo por la inconciencia, falta de educación y consideración, sin obviar tan famosa imprudencia que caracteriza a muchos conductores de este país.

Al llegar, todavía con la alarmante noticia en la cabeza, una amiga me cuenta de una joven que falleció a raíz de un trágico accidente automovilístico del cual salió su cuerpo desfigurado y hoy sin vida.

En fin, sin hacer un resumen de lo que sucede en mi país, estas cosas se sumaron a lo más reciente: aumento en el precio de los combustibles, aumento en los medicamentos, en las clinicas, intereses de los prestamos, etc., el tema de el parqueo de la UASD...

Todo esto desencadenó un tornado en mi cabeza de frustración, desesperanza y decepción.  Esta impotencia por la insensibilidad de los humanos, el desinterés, la falta de compromiso, y sí, hasta de fuerzas, me tienen hoy totalemente desilusionada, no veo salida al final del túnel, no veo espíritu de lucha para encontrarla, no sé si queda cemento para construirla.

Mi país es una cosa bella pero muchas personas en el, y sé que en el resto del mundo también, se han dejado manipular por la pereza, la ambición, el morbo, poco amor por la vida, lo fácil, lo sucio, el conformismo.  Hoy, después de todo esto y aunque no creí que fuera a decirlo, estoy harta, mas que harta, perdida.  Es fácil criticar a quien está al mando, pero pocos proponen, pero en el caso de que alguien propusiera, no veo cómo sacar a aquellos chupasangre que se quieren distinguir por colores pero que al final de la noche, los pies terminan bajo la misma mesa, festinando con la misma cena a base del sudor de cada uno de nosotros.  Estoy cansada de los ladrones en las calles, de quienes hacen música solo por vender, de que quienes deberían estar haciendo lo que aman, no pueden hacerlo porque deben trabajar para comer, harta de quienes viven la lujuria, de las almas desperdiciadas, estoy harta de los abusos, del poco amor por la vida

Espero que mañana todo esto se me pase y aunque tenga que tocar el mismo suelo con todas aquellas personas enfermas de corazón y billetera, poder seguir encontrar a aquellos que siguen optando por los valores, por el bien a los demás, por no hacer daño, por no ser ambiciosos, por ser SERES HUMANOS.

Laura Pacheco (participante del Open Mic) dijo "Los seres humanos nos creemos una raza superior.... pero ¿superior a qué?".

No hay comentarios: