7/9/11

El primer día de clases

Llega un momento en la vida en el que te das cuenta de que los profesores son personas normales, que tienen hijos, vehículo, que se van de vacaciones, que les gusta compartir en familia, cogen tapones, le dan mucho snooze a la alarma y un reguero de cosas más.  

Lo que hace que nos confundamos con esa confusión es, por ejemplo, el primer día de clases de un semestre en la universidad en que los profesores preguntan cosas como "¿cuáles son sus expectativas con la clase?" -Si respondieramos honestamente a eso, la respuesta sería "pasar esta clase con buenas notas y que usted no se desvíe de los temas sólo para que la clase dure los minutos que dicen las reglas", al grano y vamonos"-; por si fuera poco, algunos preguntan "¿qué los motivó a tomar este curso?" -honestamente: nada, sólo el hecho de que si no tomo esta materia, no cubro el pensum y no puedo graduarme-; algunos barbarazos, cuando explican su metodología de trabajo, nos preguntan "....porque yo me imagino que algunos de sus profesores también los ponen a trabajar en grupo, ¿verdad?" -¿cómo cree, profesor? claro que no, nuestros profesores vienen directo del paleolítico y no tienen idea de lo que es trabajar en grupo, ¡usted es un genio que se lo inventó!-.

Hay muchas otras preguntas, estas son sólo las mas comunes del primer día de clases.  El tema es que, por favor, profesores, no nos mareen, si el primer día de clases venimos sólo para cumplir, pase lista, denos el programa, las asignaciones que tengamos y cada quién para su casa, o demos clase y punto.

Un abrazo a los profesores buenazos :)

1 comentario:

jose dijo...

este post me recuerda a este blog hace unos anos atras.... BUENASO (como dices tu jeje)