19/10/11

El reloj en mi espalda

"Yo soy tan solo uno de los dos polos, de esta historia la mitad".
Jorge Drexler - Deseo

¿Cómo nos aman? ¿Qué es lo que aman de nosotros? ¿Quién eres: Eso en el espejo o ese reflejo que te mira directo a los ojos?

Cada persona que te ama -o te odia- puede hacerlo por una razón diferente y a su manera.

No buscamos nuestro propio yo en otros, eso es mentira... ¿para qué otra yo? Suficiente conmigo.   No es que me menosprecie, es que ya no se necesita más y punto.  De hecho, si conociera a alguien como yo, no creo que nos llevaríamos bien.  Si alguien no me supo sacar provecho, si a alguien no le pude dar lo mejor de mi, that's it, la vida no es perfecta, aunque trate de dar lo mejor dentro de esa imperfección -o eso digo yo-.

Mientras el tiempo me consuma, trataré de aprovechar el arte, las letras, momentos, situaciones, cuando respiro, los tragos de agua, la brisa corriendo por mi cabello, la gota en mi rostro que me recuerda que estoy en esta isla, el abrigo que olvidé llevar, la medicina que debía tomar, la tarea que no quiero hacer, el chicho que al sentarme me recuerda mi pequeño sobrepeso, la 'jartura' que me de de comida, pero todo con quien yo quiera, como yo quiera y porque yo quiera.

¿Me podrías decir por donde va la cuenta regresiva del reloj en mi espalda?  Ese despertador... o dormidor de vidas. Mejor no, dejame con la duda.  Que se le acabe la batería cuando quiera.
Este es otro post sin mucha coherencia que termino publicando porque sí, porque me salió.

No hay comentarios: