2/1/13

Un post del 2013 en mi blog

Hoy es dos de enero.  Si, por mas importante que sea el mes para muchos, igual se escribe con minuscula.

Hoy tengo un remolino de emociones.

Hoy, hoy, hoy, analizo porqué tanta gente depende de un cambio de año para tomar decisiones en su vida, qué detener, qué continuar, qué empezar.

Violeta, una gran amiga, ha tomado la costumbre de hacer un resumen de cada uno de sus años desde hace un par de años.  Aquí está el link para quienes lo quieran ver.  Violeta es una persona muy especial: sabe escuchar, sabe expresarse, está llena de amor, aprende de todo y es excelente profesional cuando se trata de cine, comunicación social o de tocar violín, hasta de entender lo que yo digo.

Yo, por mi lado, no tengo la costumbre de segmentar mis experiencias por año porque, según las palabras que salen de mi boca, no necesito de un cambio de año para proponerme cosas, pero vename aquí, escribiendo algo que probablemente no vuelva a leer, pero aquí estoy.

Que yo recuerde, el 2012 me trajo mucho cine, mas del que esperaba... aunque ningún largometraje, pero es mucho pedir en un país donde el cine apenas florece al igual que yo en el mundo de la actuación.

He conocido a mucha gente especial del mundo del cine, he asimilado la magia que contagia el arte de contar historias en la pantalla grande... y por fin salió al aire el reality show donde salen unas gotas de mi "talento" en el séptimo arte "De la calle al cine".   Uno de mis mayores tesoros de esa experiencia, además de mis queridos #guys, es Frank Perozo, Panchy, Panchýmetro, un excelente ser humano que me encantaría que todos los seres vivos tuviesen la dicha de conocer.

En fin, volviendo a mi.... ya acabé conmigo.

Los finales del 2012 me enseñaron algo muy cercano a una relación amorosa (aunque a distancia), que se sigue trabajando en el 2013 y que no me desagrada en lo absoluto.  Me agrada mucho la idea de conocer a alguien, de acostumbrarme a alguien, de que mis caricias y las suyas encuentren su sitio solas, que nos podamos sentir tan bien con ellas que, de vez en cuando, no necesitemos de nadie mas, sino de su respiración y la mía, solo eso.

Para este 2013, en caso de necesitar deseos especiales, deseo por hoy, por ayer y eternamente que todo el que lea este mensaje pueda tener armonía en su corazón, amar desmedidamente, sin restricciones, en resumen, ser feliz..

Ya no se me ocurre mas nada, así que comparto con ustedes mi primera sabiduría del 2013: Forget about 'should haves', if it's in the past, there's nothing you can do to fix it. Enjoy the moment. Life is a long moment.

Enjoy the air. Enjoy the water. Enjoy the absence. Enjoy the presence. Enjoy. Breathe. Feel. Be.

Ahora comparto unas frases que lei justo hoy, sobre cine, y que me encantaron:
"La adicción más cara del mundo no es la heroína: es el celuloide, y yo necesito una dosis cada dos años". Steven Spielberg

"A veces creo que la vida cotidiana sólo está ahí para proporcionarme material para mis películas". Pedro Almodóvar

Quiero que sean felices, que vivan en armonía, y sobre todo en amor, mucho amor. 

1 comentario:

Mandy en Gajos dijo...

Hola Nanis!

Al igual que tú, no suelo segmentar los años pero esta vez me dió con hacer una recapitulación de todo el 2012 y de proponer cosas nuevas para los años próximos.

No sé pero a mi me ha entrado el año con una (((Buena Onda))) increíble y que no está demàs compartir.

Hay que dejar que todo fluya porque el 2013 es el año del "No al force". :p

Feliz nuevo año, un abrazo.

Mandy.