16/2/11

¡Nada como ponchar en casa!

En esos días ajetreados en que se estudia, se trabaja, se hacen diligencias, se sale a dar una vuelta, etc. no hay cosa más agradable que pasar por casa al mediodía aunque sea por un rato.  No se siente igual cuando uno va a casa ajena por más cómoda que parezca, ningún restaurante se le asemeja, hogar es hogar.

Bienaventurados aquellos que pueden pasar por su casa a almorzar, quitarse los zapatos, flojarse la ropa, sentarse en su inodoro, darse una siestecita y luego seguir su día.  El que hace ese break, aunque sea sin la siesta, llega menos estropeado al final de la jornada.  Así que el que tenga esa maravillosa oportunidad, aprovéchela.

¡Nada como ponchar en casa!

1 comentario:

letty dijo...

pues yo voy a almorzar a mi casa todos los dias y lo primero q hago es quitarme la ropa de trabajo...jejeje.. y aunq no heche un sueñito por lo menos me tiro en el mueble a mirar el techo...