4/1/12

La oración moderna

¿Cuántos serán los que en la calle dicen "repréndelo, Señor", "perdonalos señor", o sencillamente viven alabando para mantener su pose de "fé? Y al llegar a casa, cuando están solos, consigo mismos, están en realidad ante la farsa mas grande y es otra cosa la que pasa por sus mentes y la que rige sus acciones.

No es que piense que no existe gente con fé, o que todos fingen a propósito, solo que la pose de creyentes para convencer a otros y no a uno mismo, debe acabar.

No hay comentarios: