28/8/11

Patanero

En el peaje de la vida todos tienen que pagar lo que les toca, 
pero tu, tu pasaste como un motorista... 
la primera vez, de esos pobres padres de familia que a nadie le importan. 
La 2da vez quisiste pasar como una patana y pagar con cheque. 
Fue como amor a segunda mangada... 
Bueno, a segunda ronda de mangadas... 
Eso hiciste, y como patana que quisiste ser, al final hiciste decir y pensar todas las vulgaridades que sé e inventarme otras. 
Gracias a ti, patanero, o como se diga, maldito patanero. 
Gustos, gestos y gastos de muchas maneras y de las que no me arrepiento. 
Sigo realista y con ganas de que la próxima patana vaya a menor velocidad.

No hay comentarios: