12/4/11

Familias, trabajen.

Recientemente tuve un  episodio muy desagradable de esos que me quitan la paz al ver que hay manzanas podridas en mi generación.  Se trata de dos niñas que lo único que tienen de mayorcitas, es la edad -no deberían otorgarle identificación a personas así-, son malcriadas, mal educadas, desagradables y un sin número de cosas mas -y que conste, no las describo así por mi molestia, de verdad son desagradables- y ni son hermanas, de modo que esta situación se da, en este caso, en dos "hogares" distintos de jovenes de "clase media".  El episodio no lo contaré por respeto a mi tiempo.

Quiero pedirles encarecidamente, mas que pedirles, recordarles a todos aquellos padres, tíos, abuelos, tutores, o quienes sean, que por favor tengan pendiente que no todo se le puede dejar a la escuela, ese lugar es para la educación, no para los modales, no esperen que allí les enseñen lo suficiente.  Familias, trabajen con sus niños, mucho menos esperen que aprendan lo bueno de la calle.

La escuela es para la educación, no para enseñar modales, valores, ni cómo debe comportarse una persona en público, qué términos debe usar, cómo decir las cosas, a qué darle prioridad, a no ser interesado$ ¡POR FAVOR, POR FAVOR!

No hay comentarios: